martes, 2 de septiembre de 2014

Una delgada linea sobre un mapa

Cuando uno se asoma a la cima de una montaña como esta ( Monte Grappa, 1800 m +-) espera encontrar ese aire sutil de calma, silencio, satisfacción después del esfuerzo realizado. De una sonrisa al observar las vistas si tenemos suerte y un manto de nubes no cubre las escarpadas laderas. Pero cuando uno llega a su parte más alta cargada de historia que huele a pólvora, el aire se vuelve  mucho más denso de lo habitual.Cargado de historias de guerras, muerte, sacrificio.......
El Verde ya no es tan verde como debería de serlo, el frío parece que penetra más entre los huesos, el silencio es casi obligatorio. ¿Será mi subconsciente? ¿mi manera de interpretar lo que allí ocurrió?, puede ser... pero uno no puede dejar de pensar en la vida de cualquiera de las personas arrastradas hacia una muerte casi segura, bien a punta de pistola bien por la charlatanería de un buen orador que aprovechando, en la mayoría de casos, la ignorancia ponían en funcionamiento la maquina del patriotismo con frases como: no deben pasar porque lo perderemos todo..... y ¿que era todo en esa época?. Esa entre otras muchas  era una de las frases utilizadas para ensalzar el patriotismo en las masas, ¿funcionaba? vamos que funcionaba!! Lo que parecían olvidar en el vibrar de las emociones patrióticas es que casi seguro que lo perderían todo, se dirigían a una muerte casi segura  por la ambición de unos pocos que descansando en la comodidad de sus vidas, tomando una cerveza, un café, el té de las 5, un vodka o cual sea la bebida del país de turno desde que se dirija esta guerra, este desastre.


Vuelvo a pensar en esa gente acurrucada en cualquier rincón de una de esas trincheras con los huesos calados  esperando un simple golpe de sol (que no de calor, por que a estas alturas el calor se paga caro) que le hiciera recordar que para ellos había un nuevo día.Otro día menos para volver a casa, ser herido, morir en un asalto o vete tu a saber lo que pasaría por la mente de cualquiera de ellos. Da igual el color de la bandera, por qué sutil marca de frontera  lucharan, que intereses habían provocado ese desastre. por mucho que  lo intentáramos, lo estudiáramos, no llegaríamos nunca a comprender, ni siquiera a hacernos una idea, de lo que sintieron cualquiera de los que combatieron en cualquiera de estas batallas que  rodean  la cima de esta montaña majestuosa. Simplemente observando una de estas trincheras, colmatada ya en su mayoría por el paso del tiempo, se le ponen a uno los pelos de punta y mantiene (como ya e dicho antes) un silencio respetuoso casi obligatorio.



Mi más sincero respeto a quienes combatieron en estas duras laderas y perdieron su vida o volvieron a casa si aún la tenían, aunque dudo mucho que después de tanto sufrimiento uno pueda llamar casa a algo. Ganadores o perdedores, esclavos de la ambición de unos pocos que por ampliar una pequeña linea en un mapa fueron y son capaces todavía hoy en día  de la mayores atrocidades.


jueves, 22 de marzo de 2012

Dolomitas. Grandeza Natural



Cuando un apasionado a la montaña como yo " aunque debo confesar que no practico mucho" se ve metido en medio de uno de esos míticos valles alpinos, el sentimiento que me recorre, es un sentimiento inexplicable. Que sensación! grandes paredes verticales, que se imponen a un sol ya primaveral, que en muchas ocasiones lo ocultan tras su aspecto de firmeza inamovible.


 La grandeza que representan sus escarpadas zonas altas, con un clima y vegetación acorde con su altura, las zona media con sus pinos, soportando los inviernos mas fríos y los veranos mas cálidos, cambiando su color acorde a la estación de el año que les toca vivir.
 Entre esto y la zona más baja, dominada siempre por un torrente de agua de mayor o menor envergadura, encontramos los prados kilómetros de césped, flores, arbustos y árboles varios que invitan a  agudizan todos los sentidos "aunque sin querer o más bien sin saber que lo hacen".  Pasear por los Dolomitas, olerlos, contemplarlos o simplemente retozar tumbados en ellos mirando fijamente a  una linea imaginaria o una linea marcada, por los que una vez tuvieron la necesidad de recorrerlos y por los que ahora lo hacemos por una afición que nos lleva desde la zona más baja llena de vida, hasta la zona más alta, donde vivir esta limitado a unos pocos privilegiados.



No tenemos que olvidar que aparte de todo este esplendor natural, también su maravilla arquitectónica, acorde con su entorno, adaptándose totalmente a las condiciones que en estas zonas de media y alta montaña son necesaria, respetando entre comillas, lo que este majestuoso lugar representa para  quien  allí vive. Para nosotros una forma de divertirnos para ellos su forma de vivir. Lo importante es que se encuentre un equilibro entre lo natural y lo no tanto. Por lo que he visto se puede llegar a conseguir.

Tanto al que ha hecho de la montaña su manera de vivir, como al los que vamos a disfrutarla de vez en cuando, al que va con la familia a comerse el bocadillo el domingo, esquiadores, ciclistas, escaladores........... entre todos tenemos la obligación de que esta belleza permanezca perpetua. Que dentro de 500 años alguien pueda sentir lo que yo siento y sentiré cada vez que vea esta maravilla natural.

domingo, 4 de marzo de 2012

ROMA

Cuando comienzas a caminar por las calles del "Trastevere", empedradas  sin aceras, con un aire entre lo antiguo de sus fachadas y lo moderno de sus vehículos, aparcados en cualquier sitio inimaginable, piensas que nada ha cambiando tanto, desde que los romanos fundaron su imperio. A base de conquistas, guerras y muchas más cosas, se ha  demostrado a lo largo del tiempo que es lo cualquier gran civilización ha ido haciendo para dominar el mundo en sus distintas formas conocidas.
Callejuela a la derecha, callejuela a la izquierda..... Por fin! salimos a uno de sus fantástico puentes, que cruza su río "Tiber" . Cruzar ese puente es como dar el pistoletazo de salida de nuevo a la imaginación del niño" y algunos  grandes" de ser un romano, bien ataviado con toga, con uniforme de legionario o simplemente ser un herrero, panadero....... Tantas cosas que se podía ser en esa época, tantas como casi hoy en día.

Cualquier pequeño rincón, es un gran pedazo de la historia, detrás de un edificio o formando parte de él, un teatro, unas columnas sueltas desafiando al tiempo y a si mismas.

Cuando uno ve el   foro por primera vez con sus dimensiones, sus puertas erguidas por sus  emperadores      "como todo buen dictador tiene que dejar su impronta y si no que se lo digan a Musolini con su avenida en medio del foro o su monumento al unificador de la patria Víctor Manuele"  sus columnas, restos de palacios, calles, primeras iglesias y todo esto dominado por su gran anfiteatro " Coliseo", donde matar era vivir y el no hacerlo una muerte segura, para el regocijo de los ciudadanos de roma. Era como el circo de los sueños, daba igual su posición social, casi todo el mundo podría disfrutar de las grandes conquistas con sus representaciones de grandes batallas bien en tierra bien en agua. Todo era posible excepto para el pobre esclavo que le tocaba combatir contra el animal de turno que se dirigía a una muerte segura. Esto es un firme recuerdo de lo que roma fue un día, la capital de mundo conocido en esa época.



Roma es un sin fin  de calles, plazas, fuentes "de Bernini "  de iglesias, con la principal, la Basílica de san Pedro, centro del mundo cristiano, donde se guardan todos los tesoros, ya sean materiales o escritos desde el principio de la iglesia. Quien no querría permanecer unos dias explorando esos millones de documentos a ver cuanto de verdad hay en ellos o cuanto de verdad nos han contado...
Me dejo mil cosas por contar, por mostrar en palabras, pero es más que recomendable el venir una vez en la vida, como ya dije de Verona, la diferencia que aquí con un día no basta.
Una pequeña reflexión; viendo esta grandeza, uno se da cuenta que el mundo, aparte de tecnológicamente, no a cambiado nada. Unos pocos dominan, otros pocos obedecen y el resto esperamos que la vida pase tranquila sin tener que besar nunca la arena, por que si lo hacemos seguro que nos come el animal de turno.

lunes, 27 de febrero de 2012

Verona. De los Romanos a Romeo y Julieta.


Cuando te acercas a Verona, ya desde lo lejos, empiezas a ver su muralla con esas puertas de impresión. Uno se da cuenta de que se aproxima a una ciudad que tuvo mucha importancia en muchas épocas distintas.


Así es! Cuando uno entra caminando por una de sus puertas, viendo a lo lejos la silueta entre los árboles de un pequeño parque que preside su plaza principal, vemos su fantástico anfiteatro romano (mediados del siglo I), muy bien conservado y visitable. También al otro lado del río que rodea Verona (Adige), cruzando uno de sus fantásticos puentes, encontramos otra magnífica construcción romana: su teatro ( época de Augusto) ahora restaurado en parte y utilizado hoy en día para alguna representación teatral. Muy cerca, otra muestra de la misma época el "Ponte di Pietra" todavía en uso.

Dentro de la ciudad, caminando por su calles, te das cuenta de la majestuosidad de sus edificios, de sus iglesias (que como pasa en muchas zonas de Italia, una patada a una piedra y sale una), de sus plazas. Para mi a descartar, su plaza del Erbe, antiguo foro romano, presidida por su columna de San Marcos, con el león alado en lo alto, símbolo de Venecia; la fuente de la Madonna Verona y una fantástica muestra de pinturas en sus edificios entre otras cosas.


Para contemplar realmente la grandeza de Verona, muy cerca de la plaza del Erbe, se encuentra la torre Lamberti. Se puede subir a su campanario y contemplar de una manera magnífica y espectacular Verona y sus alrededores ¡de verdad que impresiona y se disfruta!.


Algo muy visitado, casi más que su anfiteatro, es la casa de Julieta, donde Romeo y ella se encontraban a escondidas "dada la rivalidad que existía entre sus familias" y la que les llevo al suicidio, al no poder mantener su amor.





Verona huele a historia, una historia que te impregna simplemente viviéndola una vez en la vida.


viernes, 10 de febrero de 2012

Carnevale di Venezia 2012: La vita è teatro, tutti in maschera





Con este lema ha dado comienzo hace unos días el famosísimo Carnaval de Venecia de este año. Es cierto que esta ciudad merece más de un reporte en este blog para hacerle justicia a su reconocida belleza, pero en esta ocasión y siendo las fechas que son, nos apetece compartir con vosotros su "Carnevale”.

El pistoletazo de salida de esta gran fiesta, sin duda una de las más conocidas mundialmente, tuvo lugar el pasado día 4 de febrero, dando comienzo nada más y nada menos que a 18 días llenos de máscaras, vino y teatro. Con el llamado “Brindis de la Fortuna”, el maestro de ceremonias de este carnaval dejó que empezara a correr el vino del Véneto por la “Fontana del Vino”, una imponente fuente de mármol colocada en la Plaza de San Marcos, presidida por un león desde cuya boca empezó a brotar el brebaje que embriaga desde ese mismo día a venecianos y turistas.
El que tenga la oportunidad de pasar uno de estos días por la plaza podrá hacer su propio brindis a la fortuna porque el vino correrá por la fuente todos los días desde las 11 de la mañana.
video

Lo que nos espera los próximos días de carnaval es todavía un misterio para nosotros pero estamos seguros que La Serenísima no nos defraudará; se esperan bailes en casinos y palacios, burlesque y desfiles de máscaras en la plaza de San Marcos, y sobre todo, mucho, mucho teatro, porque en Venecia estos días “La vita è teatro”


sábado, 28 de enero de 2012

  Hoy es momento de salir de las murallas de la misma Padova y empezar a conocer algunos pequeños pero encantadores lugares de su provincia. Hace unos días tuvimos la ocasión de ir a Cittadella, una ciudad amurallada de origen medieval, situada en las llanuras entre el golfo de Venecia y los Alpes.
Lo más imponente de este pintoresco lugar es sin duda su muralla de origen medieval, que ha sido y sigue siendo restaurada hoy en día pero que en conjunto conserva casi intacto su perímetro original,de ahí que impresione nada mas verla .Rodeada por un foso, se puede dar un paseo por sus alrededores y contemplar lo magnífico de la construcción. También tenemos la opción de dirigirnos a la oficina de turismo que se encuentra en la "puerta de bassano"  y por cinco euros ( uno mas si quieres guía) recorrer la muralla por su camino de ronda.
  Cuatro entradas señalando los puntos cardinales nos permiten la entrada a esta magnifica fortificación y a sus dos únicas calles principales que conectan la puerta norte con la sur y la este con la oeste.Cada puerta recibe el nombre de la localidad hacia la que se dirige el que sale por ellas: Porta Bassano, Porta Treviso, Porta Vincenza y Porta Padova. Además, como ocurre en muchas de las ciudades de origen medieval del Véneto, Cittadella fue administrada por una familia aristocrática muy influyente durante los siglos XII y XV, la de los Carraresi, cuyo símbolos familiares (unas ruedas de carro) aparecen pintados en algunas de las torres de la ciudad.




sábado, 21 de enero de 2012

"Un giorno al mercato"

El sol lucía hoy de una manera muy especial, parecía que supiera que era un día de esos en que la gente sale de compras a los kilométricos mercados que invaden Padua los sábados. Desde el puesto solitario que vende fruta en un parking de un barrio cualquiera, al de "Prato della Valle" que rodea todo su monumento sin dejar espacio a la distracción. "Buongiorno, salve....." es lo único que escuchas mientras paseas por la "plaza de l´Erbe", la de "La Fruta", la "dei Signori",... rodeado de frutas, verduras, setas. Es la fiesta del color y del olor, sin olvidarnos de sus ropas, baratijas, zapatos........ ¡Vamos, esto sí que es una gran superficie!. Ocupando monumentos, rodeándolos, invadiendo su viejo suelo histórico. Dándole vida. ¿Que hay mas importante que la vida?.....